Manual de Oración


MI MANUAL DE ORACIÓN 
Evangelizadores de Tiempo Completo


ORACIÓN DE LOS EVANGELIZADORES
     Me has llamado, Padre, a continuar la obra de anunciar el Reino que inauguró tu Hijo, Jesús. Con los profetas te quiero gritar: Mira, Señor, que no soy más que un niño que no sabe hablar. Aquí estoy para cumplir tu voluntad y anunciar a todos que Tú eres el Dios del amor. Tú, Señor, conoces bien toda mi vida, mis dudas, mis fragilidades y mis pasos vacilantes. No puedo presumir de nada. Sólo quiero contar a los demás tus maravillas que has hecho desde siempre, por nosotros, los hombres. Señor, has que en mi comunidad cristiana tu nombre sea proclamado e invocado; que los padres ejerzan su responsabilidad de educadores en la fe; que los evangelizadores confirmemos en la fe a nuestros hermanos que Tú, Señor, pongas en nuestro camino. Que lo hagamos con profundidad y con vivencias evangélicas. Señor, que tu Santo Espíritu haga que escuchen mi palabra y fecunde sus corazones con la Sencillez de María.

AL LEVANTARSE
V. ¡Cristo Rey nuestro!
R.¡Venga tu Reino!

PADRE NUESTRO
     Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVE MARÍA
     Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
     Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


PETICIÓN INICIAL
     Señor y Padre mío, inspira mis pensamientos, palabras y acciones y acompáñalas con tu ayuda, para que todas mis actividades comiencen y terminen según tu voluntad y por amor a ti. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 OFRECIMIENTO DE OBRAS
V. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. R. Amén.


ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
     Señor y Padre mío, Dios del cielo y de la tierra, Padre creador, Hijo redentor, Espíritu Santo santificador. Te adoro y te amo con todo el corazón. Te doy gracias por haberme creado, por haberme redimido, por haberme llamado a la fe católica y por haberme conservado durante esta noche. Te ofrezco en este día mi oración, mi trabajo y mi cansancio, mis sufrimientos y mis alegrías: Haz que todo lo haga por amor a ti y según tu voluntad. Dame firmeza en la vivencia de mi vocación cristiana, paciencia en el sufrimiento, audacia en la confesión de mi fe, sabiduría en el camino de la vida, caridad en mis relaciones con los hombres. Líbrame del pecado y de todo mal. Que tu gracia este siempre conmigo y con todos los que amo. Amén.

ORACIÓN A JESUCRISTO
     Jesucristo, fiel amigo de mi alma, te renuevo la ofrenda que te he hecho de mi vida, para que me enseñes a hacer tu voluntad, para que me fortalezcas en tu seguimiento, para que te imite en las virtudes cristianas, especialmente aquellas que más te agradan: la caridad, la humildad, la justicia y la rectitud. Concédeme ser un apóstol fiel y celoso de tu Iglesia y la gracia de poder anunciar en este día tu mensaje de salvación a aquellos hermanos que encuentre en mi camino.
     Que por la convicción con que viva mi fe católica y el ardor con que la trasmita me convierta en fecundo conquistador de almas para el reino de Dios. Amén.

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN
     Madre mía, vengo ante ti en este nuevo día a bendecirte por las cosas grandes que ha hecho en ti Dios todopoderoso, a agradecerte las gracias que me has alcanzado, a consagrarte todos mis pensamientos, palabras y obras, y a pedirte tu bendición para mi y cada uno de los miembros de la Iglesia.
     Intercede ante Dios por nosotros que esparcidos por el mundo, nos esforzamos por vivir la fe, la esperanza y la caridad de la que tú nos das tan admirable y alto ejemplo.
     Concédeme imitar la vida de oración, de obediencia, de humildad, de fidelidad, de sacrificio y de sencillez que compartiste con tu hijo nuestro hermano y Señor.
     Ayúdame a formar un corazón manso y humilde como el de tu hijo Jesucristo, y alcánzame la gracia de recibirle en el sacramento  de su amor con el fervor que tú lo hacías en los años de tu soledad.

     Dile a Jesús, oh Madre, cuanto le quiero amar, cuales son mis deseos de santificación y apostolado. Dile con que fervor y constancia quiero servirle, Amén.

PARA INICIAR Y TERMINAR LAS ACTIVIDADES

AL INICIO
INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
V. Ven Espíritu Santo. 
R. Llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor.
V.Envía tu Espíritu creador.
R. Y renueva la faz de la tierra.
V. Oremos: Oh, Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor.  
R. Amén.

AVE MARÍA
     Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
     Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA
V. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.



V. ¡Cristo Rey nuestro!  
R. ¡Venga tu Reino!
V. Virgen prudentísima, María Madre de la Iglesia.
R. Ruega por nosotros.
V. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.
R. Amén.

AL TERMINAR
V. Te damos gracias, Señor por todos tus beneficios, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.  
R. Amén.
V. ¡Cristo Rey nuestro!  
R. ¡Venga tu Reino!
V. Virgen prudentísima, María Madre de la Iglesia.
R. Ruega por nosotros.
V. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.
R. Amén.

ORACIÓN POR EL PAPA

     Oh Jesús, Rey y Señor de la Iglesia: Renuevo en tu presencia mi adhesión incondicional a tu vicario en la tierra, el Papa. En él tú has querido mostramos el camino seguro y cierto que debemos seguir en medio de la desorientación, la inquietud y el desasosiego. Creo firmemente que por medio de él, tú nos gobiernas, enseñas y santificas, y bajo su cayado formamos la verdadera Iglesia: Una, Santa, Católica y Apostólica. Concédeme la gracia de amar, vivir y propagar como hijo fiel sus enseñanzas. Cuida su vida, ilumina su inteligencia, fortalece su espíritu, defiéndelo de las calumnias y de la maldad. Aplaca los vientos erosivos de la infidelidad y de la desobediencia, Y concédenos que, en torno a él, tu Iglesia se conserve unida, firme en el creer y en el obrar, y sea así el instrumento de tu redención. Así sea.

ÁNGELUS
V. El ángel del Señor anunció a María.
R. Y concibió del Espíritu Santo.

V. Dios te salve, María, llena eres de gracia... 

V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mí según tu palabra.

V. Dios te salve, María llena eres de gracia...

V. Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.

V. Dios te salve, María llena eres de gracia...

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

V. Oremos: Te pedimos, Señor, infundas tu gracia en nuestras mentes, para que los que hemos conocido por el mensaje del ángel el misterio de la encarnación de tu hijo, seamos conducidos a la gloria de la resurrección, por los méritos de su cruz y pasión. Por el mismo Cristo Nuestro Señor.  
R. Amén.
V. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.(Tres veces)

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA
     Ángel del Señor, que eres mi custodio: puesto que la Providencia soberana me encomendó a ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname en este día. Amén.

REGINA COELI
V. Alégrate reina del cielo, aleluya.
R. Porque aquel a quien mereciste llevar en tu seno, aleluya.

V. Ha resucitado como lo predijo, aleluya.
R. Intercede por nosotros ante Dios, aleluya.

V. Gózate y alégrate, María Virgen, aleluya.
R. Porque en verdad el Señor ha resucitado, aleluya.

V. Oremos: Oh Dios que has llenado de alegría al mundo con la resurrección de Jesucristo, tu Hijo, Nuestro Señor, concédenos por intercesión de su madre la Virgen María el llegar a poseer la dicha de la vida inmortal. Por Cristo Nuestro Señor. R. Amén.

V. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.(Tres veces)

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA
     Ángel del Señor, que eres mi custodio: puesto que la Providencia soberana me encomendó a ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname en este día. Amén.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...